Seleccionar página

Puedes comprar Melatonina en Av Pedro Venturo 218 oficina H 103 en CC Venturo, Santiago de Surco – Lima

¿Qué es la melatonina?

La melatonina es una hormona producida en nuestro organismo a lo largo de la fase obscura del día. Se distribuye actuando en la mayor parte de los órganos del cuerpo. Su presencia en la sangre cambia a lo largo del día, siendo mayor a lo largo de la fase obscura del día, y menor a lo largo de la fase de luz, creando de este modo el ritmo circadiano que se afianza desde los cuatro a seis meses de vida.

¿Cuál es su función?

La función fisiológica primaria de la melatonina, cuya secreción se ajusta con la luz-obscuridad, es trasmitir información sobre el ciclo diario de luz y obscuridad a las estructuras anatómicos, esto es, regula el ciclo vigilia- sueño. Otras funciones que se han ido describiendo incluyen funciones del ojo, cooperación en el control del desarrollo tumoral, acción protectora ósea, regulación de la acidez del tracto gastrointestinal, intervención en la regulación de la inmunidad, en la de la tensión y/o puede alterar la función de los neurotransmisores del sistema nervioso.

¿Pueden los pequeños tomar melatonina?

La melatonina se aconseja, a veces, para facilitar el comienzo del sueño cuando este está complicado por perturbación del ritmo sueño-vigilia. Su utilización deber estar indicada siempre y en toda circunstancia por un pediatra o bien un médico especialista en sueño que controle su empleo en lo que se refiere a dosis, indicaciones y duración del tratamiento.

No se aconseja su empleo en pequeños menores de seis meses. Desde los seis meses de edad, se ha probado su eficiencia como regulador del ritmo vigilia/sueño, esto es el estar despierto y dormir. La cantidad de melatonina frecuentemente recomendada fluctúa de 1 a tres mg al día. La duración del tratamiento no se aconseja alén de cuatro semanas en lactantes. En pequeños mayores se puede utilizar a lo largo de más tiempo.

El empleo de la melatonina siempre y en toda circunstancia ha de estar acompañado de medidas de higiene del sueño, ambientales y de nutrición. O sea, crear rutinas anteriores al sueño, tener horarios fijos y eludir siestas prolongadas. Favorecer un entorno sigiloso y una temperatura ambiental en el dormitorio entre diecinueve y veintidos grados es clave para facilitar el sueño, como eludir el empleo de tecnología por lo menos una hora ya antes del comienzo de las rutinas del sueño.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Powered by